Noche de Rábanos en Oaxaca

Noche de Rábanos, en esta noche Hortelanos del Valle Central calan rábanos de más de 20 centímetros de largo, creando figuras de vírgenes, juegos de feria, jaripeos, iglesias, altares de muertos, el auditorio Guelaguetza , bustos de personajes.

Otras tradiciones

Día de la Samaritana

Los sabores más típicos de La Samaritana son la horchata de arroz, la jamaica, tuna, zapote negro con naranja. También se preparan aguas frescas con chilacayota, un tipo de calabaza muy fibrosa que se cultiva en Oaxaca.

Esta festividad se celebra el cuarto viernes de cuaresma en el cual en los negocios, escuelas, iglesia y casas particulares hacen la representación de un pozo, colocando grandes cantaros de barro, adornando con flores de buganvilias, con arcos de caña de azúcar, todas las aguas que se ofrecen son gratis.

Las Calendas

La Calenda es un despliegue de fuerza espiritual, es una singular fiesta que potencia la alegría, renueva y fortalece vínculos familiares, comunitarios y personales.

Menos conocida pero muy vistosa también se hace para anunciar la llegada de la Navidad. Está dedicada a los padrinos del Niño Dios, responsables de llevarlo en procesión desde su casa hasta el templo del barrio. Los feligreses preparan un carro alegórico para realizar un desfile que concluye en la Catedral.

Música de la Ciudad de Oaxaca

Uno de los rasgos más sobresalientes del pueblo Oaxaqueño es la alegría de sus habitantes y la riqueza de sus celebraciones donde la música juega un papel protagónico, de gozo y celebración. es común que los días miércoles en algún parque o plaza se organiza una pequeña presentación en el cual puede participar quien desee, por lo general son parejas mayores que bailan danzon.

Día de muertos

Altares de Día de Muertos

Los altares deben estar puestos desde el 31 de octubre al cual desde las 6 de la tarde se cree que llegan las almas de los niños y se retiran el 1 de noviembre igualmente a las 6 de la tarde, llegando al mismo tiempo las almas de los adulto, retirándose al día siguiente a la misma hora.

Cada altar es único, ya que contiene bebidas, panes, platillos tradicionales y frutas que le gustaba a los difuntos de cada familia, para decorar flor de cempasúchil y cresta de gallo, agregando con esto  mas color y aromas únicos, con esta flor se hacen también arcos el cual representa la entrada hacia las ofrendas. Colocan velas las cuales se cree que ilumina el camino de las almas para que no se pierdan en el camino.

Tapetes de Día de Muertos

Tapetes de Día de Muertos, elaborados con arena y pigmentos, de hasta 10 por 10 metros de tamaño, exhibidos en la Alameda de León durante el festejo de día de muertos de Oaxaca.

Panteón San Miguel

El panteón San Miguel es uno de los lugares más sagrados de Oaxaca donde la magia explota en miles de flamas de velas, que suavemente se mecen al compás del viento de noviembre.

Martes de brujas en xoxocotlan

Fiesta de los panteones

 

LA GUELAGUETZA

La del “Lunes del Cerro” es la máxima fiesta de los oaxaqueños, que se celebra los dos últimos lunes de julio. Se trata de una ancestral tradición con raíces prehispánicas relacionada con las ceremonias de agradecimiento a los dioses por las buenas cosechas.

La Guelaguetza congrega en el Cerro de Fortín delegaciones de todas las regiones del estado, las cuales brindan lo mejor de sus productos, sus vestidos, su música y sus danzas. En el hotel Camino Real podrá disfrutar, todos los viernes por la noche, una recreación de este evento.

La gastronomía de Oaxaca

La comida típica oaxaqueña fue nombrada desde el 2008 por el Congreso del Estado, “Patrimonio cultural inmaterial del Estado de Oaxaca”. Es parte de la expresión de nuestra identidad cultural milenaria y ancestral”.

La Gastronomía oaxaqueña es una de las manifestaciones culturales que identifican y definen al pueblo de Oaxaca, por su variedad, riqueza y complejidad que se han conservado a través de los siglos. La mejor manera para disfrutar la comida oaxaqueña, es probándola, desde los platillos “fuertes” que se acostumbran disfrutar a la hora de la comida; como los tradicionales antojitos oaxaqueños que se pueden degustar a cualquier hora del día. En el proceso de la elaboración de los platillos oaxaqueños, se conjugan una serie de ingredientes, que comienzan con las carnes de res, cerdo, carnero, guajolote, pollo o pescados: hasta la presencia de chiles, tomates, hiervas aromáticas y especias.

La cocina en Oaxaca es un placer y un arte, un ejercicio esforzado y paciente, atento siempre al ritual, a las exigencias de la buena mesa, que son tradición, imaginación y buenas materias primas. Los oaxaqueños cuentan de todo ello en abundancia. A los servicios de una naturaleza prodigiosa y muy fértil se añadieron, hace siglos, las suntuosidades de la cocina mexica y las exageraciones barrocas de la época colonial. El resultado es un prodigio gastronómico de fama internacional.

En Oaxaca se exige que la comida comience con una sinfonía de sabores y concluya igual, de ahí que se inicie, por ejemplo, con el regusto de la pimienta de Choapan o el orégano de China y se cierre con un rompope de casa bautizado con agua de azahar. La comida principal suele girar en torno al maíz y la carne, sin que falte el pan, bien sea de trigo, manteca, maíz o yema, con ajonjolí o azucenas, en muertitos, tortitas, tarazones o molletes. El maíz aporta sus miles de variaciones a la mesa en Oaxaca. Es posible comerlo tierno, como masa, en tortillas, con todo tipo de salsas, o bien utilizarlo para los tamales, o como postre, con chocolate. Las tortillas son el elemento más versátil: dobladas por la mitad y con algún relleno son las quesadillas o empanadas; presionadas por los bordes y untadas de asiento se convierten en picadas o gorditas; fritas, en tostadas; enrolladas, en tacos; así, casi hasta el infinito. Las carnes exigen salsa de chiles o miltomates; se aromatizan con yerba santa, hojas de aguacate u orégano; crecen en profundidad con la ayuda del clavo, la pimienta, la canela; y a veces se tropiezan con flores o con las llamadas “frutas españolas”: pasas, almendras, alcaparras o aceitunas.
Entre las salsas destaca el mole, que requiere más de treinta ingredientes y que distingue la cocina de Oaxaca. La escala de los moles está íntimamente relacionada con la variedad de chiles y se inicia con el más simple o mole colorado y continúa por el manchamantel, con remate de piña y plátano; el chichilo con hoja de aguacate; el amarillo con ejotes y chayotes; el coloradito y, finalmente, el rey: el mole negro.
La repostería de Oaxaca es también muy barroca y su preparación exige tiempo, fantasía y dedicación. Hay tortitas, turrones, tortillas de huevo, nieves nacidas de la antigua costumbre de traer el granizo de la sierra, cuando no existía el hielo, paletas de frutas, semillas dulces, néctares helados, y quesillo, un queso exquisito anudado en tiras. El café es excepcional y podría competir, con un poco de promoción, con los mejores del mundo, por calidad, gusto y aroma. Su rival, a media tarde, es el chocolate, que embrujó a los españoles.

El mezcal, con gusanito

Entre comida y comida caben los populares antojitos, entremeses o tentenpiés, cuyas manifestaciones más populares son los tamales, las tortillas, las clayudas y los totopos. Entre las bebidas destacan las alcohólicas, como el mezcal, el pulque, el tepache o la excelente cerveza mexicana, y las refrescantes, como el tejate (bebida fría de cacao molido, desleido en agua de maíz) o las aguas frescas, que saben a cerveza de piña, a horchata de melón o a guanábana con almendra.

El plato más singular son los “chapulines colorados”, diminutos saltamontes que se sirven, como aperitivo, muy salados y poseen su propia leyenda: dicen que quienes los prueban siempre acaban por regresar a Oaxaca.

El mezcal, la bebida alcohólica más genuina del estado de Oaxaca, recibe su nombre de las palabras en lengua náhuatl elt, maguey, e izcaloa, asar. Se elabora a partir del agave (una cactácea) conocido como maguey espadín, que crece, especialmente, en el suelo semiárido del valle de Tlacolula. El proceso comienza con la recogida de las plantas, que han crecido unos ocho o diez años y pesan más de 40 kilos cada una, para cocerlas en un horno cónico hecho a base de piedras que se recubre con tierra y actúa durante tres o cuatro días. Las plantas, ya cocidas, se machacan con la ayuda de una piedra de molino circular tirada por un caballo y, una vez molidas, se dejan en toneles para que fermenten. Después de añadir agua para ayudar en la fermentación, se pasa a la destilación. El proceso termina con el reposo en barricas de roble blanco, que se prolonga hasta doce años para obtener los mezcales más añejos. La variedad del mezcal depende de la edad y también de los saborizantes que se empleen: hay mezcal puro, sin añadidos, y mezcales con frutas naturales, almendrados, etcétera.
El más popular es el de gusanito. Se obtiene añadiendo al mezcal, ya destilado y embotellado, un ejemplar del gusano que crece en la raíz del maguey. El gusano se añade frito, ya que vivo no aporta el olor y el sabor tan característicos que han hecho del mezcal con gusanito una de las bebidas internacionalmente más apreciadas y le han llevado a exportarse a todo el mundo. En Taiwan, por cierto, lo prefieren con cuatro gusanitos por botella en vez de uno.

Capital de los 7 moles

1.Negro
2.Verde
3.Amarillo
4.Coloradito
5.Rojo
6.Chichilo
7.Mancha Manteles

Cada uno hecho con al menos 20 ingredientes diferentes y con un sabor unico.

Platillos típicos

*Empanadas de: (amarillo, verde y flor de calabaza, huitlacoche)
*Memelitas o Pellizcadas
*Quesadillas
*Sesadillas
*Tlayudas con Asiento
*Chapulines
*Chicharrón
*Salsa de Chile Serrano
*Chiles de Agua Rellenos de Quesillo
*Chiles Pasillas Rellenos de Picadillo
*Molotes
*Sal de Gusanito
*Guacamole
*Tostadas de (salchicha oaxaqueña, chileajo o quesillo)
*Salsa de (huevo, queso, chorizo o chicharrón)
*Salsa de (molcajete, chintextle, borracha, chile pasilla, guajillo y ajo,
gusanitos, oaxaqueña, verde)
*Enchiladas
*Enmoladas
*Enfrijoladas
*Entomatadas
*Tasajo
*Cecina Enchilada
*Costillas
*Chorizo
*Sopa de Guías
*Chileatole
*Caldo de (nopales, gato o de garbanzo)
*Cocido Oaxaqueño
*Biuces
*Bisteces de Cazuela
*Pico de Gallo
*Asado de Res
*Barbacoa
*Arroz con Chepiles
*Higaditos de Fandango
*Pozole Mixteco
*Frijoles con Hierba de Conejo

Postres tipicos

*Nicoatole
*Arroz con Leche
*Bocadillo de Garbanzo
*Garbanzos en Miel de Piloncillo
*Nanches en Dulce
*Gollorías
*Pastel de Elote
*Nieves de: (leche quemada, tuna, pétalos de rosa, sorbete, jiotilla, mezcal, queso, elote, aguacate,
chico zapote, zapote, mamey, etc.)
*Buñuelos
*Pan de Yema
*Dulces Regionales (nenguanitos, barquillos, marquesote, rosca de yema, empanadas de lechecilla, cocadas, mamones, gollorias)

Bebidas tipicas

*Mezcales
*Cremas de Mezcal
*Atole de Panela
*Chocolate-Atole
*Champurrado
*Aguas Frescas de Chilacayota
*Téjate
*Limón con Chía
*Almendra con Tuna
*Tuna con Nuez
*Horchata de (arroz, melón)